miércoles, 15 de enero de 2014

"Viaje a Oriente", de Hermann Hesse.

El protagonista intenta escribir y, a la par, comprender su periplo iniciático a Oriente cuando era miembro del Círculo, una hermandad de la que ignora si sigue existiendo. Supone que es el último miembro con vida de ese grupo que emprendió un viaje a Oriente para cumplir con objetivos generales e individuales. El carácter simbólico de este Oriente que se muestra elusivo en cada página, de donde emana la luz y, por consiguiente, fuente de sabiduría, nos lleva a pensar que no se trata de un simplismo geográfico, sino de la búsqueda de la verdad.
H. H. se empeña en escribir esa historia de la que sólo tiene fragmentos, de la que únicamente puede relatar partes porque está constreñido por su juramento. Sus contemporáneos descreen del Círculo y del periplo, al que algunos procuraron ver como una manifestación de escape místico tras la primera guerra mundial, o bien como una jugada política. H. H. sabe que no fue nada de eso: el Círculo viene desde el fondo de los siglos, con venerables miembros en su extensa historia.
Texto simbólico de atmósfera iniciática, Viaje a Oriente exige un esfuerzo al lector, que debe apartarse de las apariencias de lo cotidiano y la rutina profana para poder adentrarse en estas páginas de búsqueda y hallazgo.

Hermann Hesse, Viaje a Oriente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada