martes, 28 de enero de 2014

"El corazón de las tinieblas", de Joseph Conrad.

Adentrándose en la espesura de lo desconocido y primigenio, Marlow navega hacia el interior del Congo para encontrarse con el señor Kurtz, un enigmático y eficaz proveedor de marfil. Joseph Conrad desmenuza en cada página la "misión civilizadora" que se atribuían los europeos en África, exhibiendo el estado de absoluto abandono al que se entregaban los blancos en aquellas latitudes, rechazando y a la vez sintiéndose fascinados por aquello que iban a conquistar. Los símbolos del progreso yacían olvidados y arrumbados, y la reparación de un barco se transformaba en una epopeya en un mundo entregado a la expoliación para lograr la riqueza inmediata. 
Es sabido que esta novela inspiró personajes y situaciones de la película "Apocalypse now", dirigida por Francis Ford Coppola, ambientada en la guerra de Vietnam. La obra de Conrad se dirige a explorar las tinieblas que habitan en todo ser humano. Kurtz, un hombre formado en Europa, se convierte en un hombre poderoso al que se le atribuían propiedades sobrenaturales y se entrega a rituales homicidas. ¿Qué angustia a Marlow? La posibilidad de que todo hombre pudiera transformarse en un Kurtz. Que en nuestro interior más profundo hay un señor Kurtz.
La novela es un llamado de a la reflexión sobre las vanas pretensiones de superioridad de la aventura colonial, y un recordatorio de que los principios éticos y los hábitos de la cultura pueden ser fácilmente perdidos en la situación límite del poder extremo.

Joseph Conrad, El corazón de las tinieblas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada